martes, 23 de julio de 2013

TARTA "HELLO KITTY", PASO A PASO

Tarta Hello Kitty



Hola bollitos!
Como  os prometimos que lo haríamos y como estamos convencidas de que sois unos artistas y no se os resiste nada, hoy os dejamos otro tutorial para tartas decoradas con fondat...esta vez: ¡¡Hello Kitty!!

Para hacer una tarta de la cabeza de Hello Kitty vamos a necesitar tener a mano algunas cosas, que lo suyo es preparar antes para evitar sorpresas de último momento...nosotras somos mucho de sorpresitas...ejem...Tener que salir pitando a por una base de tarta (porque es tan grande que no te cabe en las que tienes) cuando tienes todos los medios desplegados, no tiene precio, para todo lo demás, PRE VI SIÓN!

Herramientas:
Plantilla con el dibujo al tamaño real
Cuchillo de pan o que corte bien
Rotulador tinta comestible
Base para tarta recortada con la forma de plantilla sobre la que colocaremos nuestros bizcochos
Bandeja más grande y resistente sobre la que presentaremos la tarta
Mangas pasteleras
Espátula en ángulo recto
Alisador de tartas
Rodillo para fondant
Cuchillo o cutter
Pincel
Biberón para el almíbar
Levantador de tartas
Plato giratorio para tartas
Brocha

Comestibles:
Relleno a elección del consumidor, en nuestro caso buttercream de Nutella
Almíbar para tartas
Bizcocho para tartas (dos como mínimo), depende del tamaño que quieras la tarta puedes ponerle algo más de altura añadiendo otro bizcocho más. 
Fondant blanco, rosa, negro y amarillo.
Crisco
Agua

Las herramientas no son imprescindibles, porque podeis apañaros con cosas que tengais en casa, pero os describimos todo lo que usamos por si lo teneis a mano, como iremos explicando cómo hacer cada cosa, vereis qué cosas que tengais a mano por casa podreis utilizar para el mismo fin. Asi que, una vez que tenemos esto claro, ¿nos atrevemos con el montaje de la tarta? Ptsé...¡Sin miedo!

Lo primero es recortar nuestra plantilla, colocarla sobre el bizcocho y marcar el contorno con el rotu comestible. Así, ya tenemos el dibujo sobre nuestro bizcocho.
Cortamos por la marca con el cuchillo de pan colocándolo siempre vertical, evitando que el corte del bizcocho quede biselado, lo que nos podría dificultar los siguientes pasos, ¡os lo podemos asegurar! jajajajaja

Bizcocho Hello Kitty

Lo siguiente es pegar el bizcocho con un poco de ganache a la base (puede ser cualquier cartulina o cartón un poco resistente con la misma forma que la plantilla pero un centímetro de más en cada lado) que teníamos recortada con la forma de la tarta y colocarla sobre el plato giratorio para trabajar.
Mojaremos bien el bizcocho con el almíbar para que quede jugoso. Podéis repartirlo con un biberón (dispensadores de ketchup americanos, por ejemplo) o bien a cucharadas, como os sea más sencillo.

El miedo a una tarta seca e intragable siempre está presente, pero hay que tener cuidado de no pasarnos en este punto porque si queda muy mojado se nos puede deshacer.
A continuación pondremos el relleno. Cargamos una manga con ganache y otra con buttercream. Haremos una especie de dique de contención con el ganache marcando la silueta del bizcocho y rellenamos el interior de la figura con el buttercream. 


Relleno tarta Hello Kitty


Con la espátula de ángulo recto extenderemos bien todo el buttercream o el relleno en cuestión por la superficie del bizcocho, intentando que no quede demasiado aire, ni ningún hueco sin cubrir.
Colocaremos el siguiente bizcocho encima y con el levantador de tartas presionaremos sobre la superficie para que quede bien prensado (podéis usar por ejemplo un plato llano o una tabla de cortar). El último bizcocho es mejor no mojarlo con almíbar para facilitarnos el montaje, pero nosotras sí lo solemos hacer...las tartas deben estar güenas güenas, y así quedan más jugosas.

El siguiente paso será cubrir la tarta entera con ganache. Vamos a empezar poniendo una buena cantidad sobre la superficie y extendiéndola con la espátula de ángulo recto hasta igualarla, a continuación iremos añadiendo ganache a los laterales de la tarta y extendiendo e igualando del mismo modo por todo el borde. La cosa se complica un poco por la zona de las orejas y el lazo, pero con cuidadito y paciencia todo se consigue, ¡ánimo con este punto!

Cobertura Tarta Hello Kitty


Aquí podríamos tirarnos toda la mañana, toda la tarde y noche retocando la tarta con el ganaché...eso va a depender del grado de "TOC" que cada uno tenga...en nuestro caso... es bastante elevado, tal vez nos venga de formación profesional como buena psicóloga y terapeuta que somos...jajajaja.

¡ Hay que saber parar! sobre todo porque llega un punto en el que no eres consciente de que tu tarta ya está perfecta y si continuas toqueteando te la vas a acabar cargando (vuelve a hablar la voz de la experiencia, y si no que se lo pregunten a Cecilia, la restauradora del Ecce Homo...jajajajaja). Lo importante es que no queden hendiduras porque luego se crean bolsas de aire que acabarían abombando el fondant y rajándolo...y eso sí que tiene una solución más complicada...en fin...¡PACIENCIA amigos! el resultado de la tarta cubierta con ganache tiene que ser algo así...


Tarta chocolate Hello Kitty


El montaje de la tarta ya está listo, ahora sólo nos queda cubrirla y decorarla con el fondant. Dejaremos enfriar la tarta en la nevera una horita si es posible para que el ganache endurezca y se asiente. Después, pintamos la tarta con una brocha humedecida en agua, para que la tarta esté húmeda pero sin que chorree, este paso es para que el fondant pegue bien y no quede aire dentro.
Amasaremos un buen trozo de fondant blanco, como 1 kg aproximadamente, para una tarta de unos 23-25 cm de diámetro. Para amasarlo nos untaremos las manos y la superficie de trabajo con Crisco (grasa vegetal que no deja restos de color y permite que el fondant no se pegue). Extendemos el fondant con ayuda del rodillo calculando la superficie a cubrir (tener en cuenta la altura de la tarta) y lo colocamos cubriendo toda la superficie. Pasaremos la mano suavemente por la parte superior y poco a poco iremos pegando el fondant a los bordes, ajustando con cuidado en las zonas más comprometidas de orejas y lazo. El fondant no ha podido quedar muy fino porque en este paso se extiende y podría rajarse.


Decoración Tarta Hello Kitty



Cortaremos con un cutter o un cortapizzas los bordes de fondant sobrantes. El fondant que no se haya manchado de chocolate podremos conservarlo para otra ocasión, pero si se ha manchado...o te lo comes en ese momento o lo tiras, porque no se puede guardar por peligro de contaminación. Así queda la tarta cubierta de blanco, esto va tomando forma, ¿eh?


Cobertura fondant Hello Kitty

Ahora queda lo más sencillo, los pequeños detalles. Preparamos los ojos y la nariz y los bigotes con fondant negro y amarillo.
Para los bigotes haremos churritos y los dejaremos cortados para que sequen y endurezcan un poco.
Es importante colocar bien los ojos y nariz teniendo en cuenta las proporciones, o de lo contrario la gatita Kitty podrá parecer cualquier cosa siniestra y rara, jajaja...para ello colocamos la plantilla sobre la tarta con los ojos y nariz recortados y pondremos una gotita de agua en cada punto, retiramos la plantilla y los pegamos.
Para el lazo amasamos fondant rosa y recortamos el lazo de nuestra plantilla, lo marcamos sobre el fondant extendido y lo recortamos con el cutter. Pellizcamos el lazo en el centro elevándolo un poco para darle volumen, le daremos la vuelta y cortaremos por el centro quitando un poco de fondant que nos sobrará. Colocamos ambas partes sobre la  poniendo unas gotitas de agua con el pincel. Hacemos una pelotita y la pegamos en el centro del lazo con agua aplastándola un poco.


Detalles tarta Hello Kitty



Por último pegamos los bigotes una vez secos teniendo en cuenta que deben sobresalir levemente de los bordes de la tarta, y ¡tachaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan!

¡TARTA FINALIZADA!


Tarta fondant Hello Kitty


¿Fácil no? Pues venga, manos a la obra bolleros. Os dejamos un cuadrito-tutorial para tenerlo a mano y ver todo el proceso de un vistazo, esperamos que os sea de utilidad.



¡Tarta pronto!

martes, 16 de julio de 2013

BUTTERCREAM DE NUTELLA

Buttercream de Nutella


Hoy os traemos un mini-post con una receta de buttercream sencillita. Se trata de uno de los rellenos que más triunfan entre nuestras tartas y cupcakes. Por ese sabor tan especial al chocolate suave de la Nutella, ¡totalmente delicioso!

Es sencillo, vamos a añadir a nuestra receta de buttercream básico unas 3-4 cucharadas de Nutella y vamos a batir con las varillas hasta que todo quede perfectamente integrado.

Ingredientes:
  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 300 gr. de icing sugar o azúcar glass bien tamizado.
  • 3- 4 cucharadas de Nutella (en realidad aquí podeis poner la cantidad que querais)

Paso a paso:

  1. Batimos primero la mantequilla un par de minutos.
  2. Añadimos el azúcar tamizado de una vez,  y batimos a velocidad baja.
  3. Una vez esté el azúcar bien integrado y la mezcla haya blanqueado,  añadimos la Nutella y volvemos a batir hasta que obtengamos una buttercream homogénea.

¡Lista para rellenar vuestras tartas y cubrir vuestros cupcakes!


Cupcakes Nutella


Eso sí, cuidado con ingerir grandes cantidades, ¡las calorías son imposibles de contar!

¡Tarta otra bollitos!


jueves, 11 de julio de 2013

BIZCOCHO PARA TARTAS

Hola Bolleros!!

Hoy queremos dejaros una receta de bizcocho. Es el que utilizamos en la mayoría de las ocasiones en nuestras tartas fondant y en 3D por su consistencia (aguanta muy bien las decoraciones que suelen pesar bastante y no se desmigaja mucho al esculpirlo o cortarlo para rellenar la tarta) y a la vez es tremendamente esponjoso y jugoso...vamos, ¡todo un hallazgo!

Bizcocho de buttermilk

Vamos con los ingredientes:
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 200 gr. de azúcar.
  • 3 huevos (L) a temperatura ambiente.
  • 250 gr. de harina.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura tipo royal, es importante cuidar estas cantidades. Un error muy común suele ser pensar que si le ponemos más levadura al bizcocho subirá mejor. Todo lo contrario, el bizcocho acabará bajando y apelmazándose, ¡así que ojo!
  • 1/4 de cucharadita de sal.
  • 200 ml de buttermilk, si no lo encontramos en las tiendas, preparamos uno casero rápidamente queda un resultado magnífico, aquí podéis encontrar cómo prepararlo en un segundito.
  • 1 cucharadita y media de aroma o extracto de vainilla , podéis ponerle la esencia que queráis, pero la vainilla ¡triunfa siempre!, en concreto os recomendamos el extracto de Vainilla Puro de Nielsen Massey, ¡es perfecto! Si quisiéramos un bizcocho de chocolate necesitaríamos unas tres cucharadas de cacao puro en polvo Valor, por ejemplo.
Pues nada, con todo esto preparado ¡a mezclar!
  • Tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y el chocolate (si lo llevara) y reservamos los ingredientes secos.
  • Batimos la mantequilla hasta que quede cremosa y le añadimos el azúcar. Batimos de nuevo hasta que esté bien integrado.
  • Añadimos los huevos uno a uno batiendo bien entre cada incorporación.
  • La mezcla de ingredientes secos la vamos a incorporar en dos tandas, y entre medias el buttermilk con el extracto de vainilla. Bajaremos la velocidad de nuestras varillas o nuestra amasadora en este punto para evitar que la masa pierda el aire que hemos conseguido hasta el momento.
Siempre acabamos con los ingredientes secos para evitar que se corte la masa, de este modo acabará de ligar perfectamente.

¡Ya tenéis lista la masa para el bizcocho! Ahora solo nos queda verter en dos moldes de unos 15 -20 cm. y hornear con el horno precalentado a 160º (sin trucos, ¡eh!) durante unos 25-30 min. dependiendo de cada horno, con calor arriba y abajo.

Estos tiempos y temperatura son para hornear sin ventilador, nosotras no solemos usarlo, pero en caso de que lo hicierais deberéis bajar un poco la temperatura del horno.

Si queréis hornear en un solo molde más grande tendremos que aumentar el tiempo de cocción a una hora o hora y media aproximadamente cubriendo el bizcocho con papel de plata a partir de los 45 min. para evitar que se queme por arriba.

Una vez que hemos comprobado que el bollo está hecho, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del propio molde sobre una rejilla unos 15-20 min. Pasado este tiempo podemos desmoldarlo y dejarlo enfriar totalmente sobre la rejilla.

¡Ya lo tenéis! Un bizcocho delicioso y perfecto para comer tal cual o para elaborar tartas decoradas con fondant.

Esto es todo por hoy bollitos, nos vemos pronto con un tutorial de tarta fondant, ¡Prometido!

¡Tarta luego bollitos!

domingo, 7 de julio de 2013

BROWNIE DE CHOCOLATE

Brownie de chocolate


Aquí estamos de nuevo con más chocolate.

Ésta vez traemos una receta sencilla. El brownie es ese tipo de cosa que casi todo el mundo ha probado a hacer alguna vez. Es fácil, agradecido y no lleva mucho trabajo.

Pero nosotras no os venimos a traer cualquier brownie que podais encontrar por ahí. No todos los brownies están buenos  y no todos son de calidad (aunque bien es verdad que algo hecho de chocolate nunca puede estar malo, ÑAM). Nuestra receta es de una amiga medio inglesa medio italiana, y creo que esa mezcla es la clave. Os traemos un brownie superjugoso y nada empalagoso.

Pero, ¿sabeis de dónde surgió el Brownie?

Pues nada más y nada menos que de un despiste. Un repostero estaba haciendo un bizcocho de chocolate, y olvidó poner levadura al pastel. Y voilá, aquí tenemos éste estupendo postre que se sirve caliente y en contraste con el frío del helado que suele acompañarlo.

Como os decimos, es una estupenda receta para empezar en la repostería y por qué no, para hacerla con los peques de la casa, ya que no hay que usar fuego. Eso sí, supervisión con el horno.

¿Vamos allá?

Ingredientes:
250 gr de chocolate para fundir
150 gr de mantequilla
150 gr de azúcar
3 huevos grandes
60 gr de harina
una cucharadita de extracto de vainilla
una pizca de sal
(100 gr de nueces de macadamia o normales, opcional)

Al lío:

Cortamos el chocolate en trozos del tamaño de la mitad de una onza más o menos y lo ponemos en un bol de cristal o que podamos meter en el microondas con la mantequilla también troceada. De aquí debemos obtener una mezcla homogénea, no os puedo decir tiempo porque depende mucho del chocolate que compréis y de la potencia de vuestro microondas. Pero seguramente no llega a 5 minutos. Tantead cómo va con 2 minutos removiendo la mezcla y si es necesario id añadiendo 30 segundos y comprobando.

En otro bol más grande, batid los huevos y el azúcar con unas varillas de mano, incorporad también el extracto de vainilla y la sal.  Una vez batido, agregáis la pasta de chocolate obtenida con cuidado de que no cuajen los huevos (si está muy caliente dejadla templar un poco).

Una vez incorporado, tamizad la harina y batir hasta que esté integrada.

Si vais a poner las nueces, éste es el momento. Podéis trocearlas si son normales o dejarlas enteras si son de Macadamia.

Ahora sólo tenéis que verterlo en un molde (típicamente rectangular) bajito ya que como no lleva levadura no subirá. Y meterlo al horno unos 40 minutos a 180º.

Para servirlo, cortad las raciones dadle un golpe de microondas y colocad una bola de helado y un poco de vuestro sirope favorito.

A devorar!