miércoles, 3 de abril de 2013

Almíbar para tartas





El almíbar se usa para un montón de cosas, entre ellas, hacer que los bizcochos de vuestras tartas sean mucho mucho más jugosos.

Es muy sencillo, sólo necesitais, dos cosas: agua y azúcar en la misma proporción, es decir, un vaso de agua por otro de azúcar (o la cantidad que querais).

Ponéis el agua con el azúcar a calentar en un cazo y calentáis y removéis hasta que llegue a hervir. Nosotras lo sacamos cuando rompe a hervir, porque queremos un almíbar ligero. Si queréis que espese más, sólo tenéis que dejarlo más tiempo al fuego, sin olvidarnos de remover.

Una vez frío lo podéis usar en cualquier bizcocho, tarta, pastel o postre que se os antoje...

OPCIONAL: podeis darle aroma o gusto con cáscara de limón, canela, menta o lo que más os guste.

¿Fácil no?

Pues manos a la obra, bolleros

1 comentario:

  1. Me encanta todo en este blog, además este año tengo varios eventos y me habeis dado alguna idea.

    ResponderEliminar