miércoles, 27 de marzo de 2013

Arroz con leche



 

Sí, la cosa va de postres típicos últimamente...Traemos una receta sencillita, tradicional y muy casera, ¡arroz con leche!
Es fácil, no pones la cocina hecha una porquería y perfectamente puede servirnos para acompañar las torrijas de la abuela, jajaja, nunca es suficiente con un postre para nosotras, en fin...al lio.
 

Ingredientes para unas 4 personas:





 
1/2 vaso de arroz.
1 vaso de azúcar.
4 vasos de leche.
1 vaso de nata para cocinar (unos 250 ml).
3, 4 ramitas de canela.
La cáscara de un limón.
Canela molida para espolvorear al gusto.



 
Preparación:
  • Ponemos en una cacerola todos los ingredientes excepto el azúcar y la canela molida. Lo llevamos al fuego y subimos al máximo la potencia hasta que comience a hervir. ¡Todo a la vez!


 
  • Una vez ha roto a hervir, bajamos la potencia del fuego hasta el mínimo posible para que siga hirviendo.

 
  • Tendrá que permanecer en el fuego unos 40-45 min.

 
  • Una vez haya transcurrido el tiempo y la mezcla esté bien espesa, retiramos del fuego, añadimos el azúcar y removemos. Esto hará que nuestra mezcla se vuelva un poco más líquida. 

 
 
  • Retiramos la canela en rama y la cáscara de limón y repartimos la mezcla en cuencos. Espolvoreamos la canela justo antes de comer.


 
 
¡OJITO!: Tenéis que remover la mezcla de vez en cuando con una cuchara de madera, para evitar que el arroz se quede pegado al fondo...Vamos que no tenéis que estar encima de la cacerola todo el tiempo pero tampoco lo dejéis en el fuego y os vayáis a la ducha...Sobre todo al final, cuando la mezcla ya ha espesado más y es más probable que empiece a pegarse. Probablemente tengáis que estar removiendo los últimos 15 min.
Eso sí remover con tranquilidad para evitar que la canela se parta en pedazos, que ya estamos viendo a alguno dándole caña al brazo para evitarse el gimnasio.

Nada más y nada menos...¡sencillito y delicioso!

 
 
 
Este postre se puede comer recién preparado, después de haberlo dejado reposar hasta alcanzar temperatura ambiente o directamente frío de la nevera. Eso es cuestión de gustos.

Animaros, que es suuuuuuuuuper sencillo.

¡Tarta luego bollitos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario