miércoles, 19 de septiembre de 2012

Horneado de galletas

¡¡Hola Bolleros!!

¿¿Os pensábais que nos habíamos olvidado del horneado de galletass?? Nooooo. tranquilidad aquí os dejamos todos los pasos:

Como ya os contamos en el post de la masa de galletas, hemos preparado la masa al menos un día antes y la hemos guardado en la nevera o en el congelador, la sacamos un ratito antes de trabajarla para tenerla a  temperatura ambiente y poder manipularla bien.

Una vez que la masa está más blandita, amasamos con las manos un poco y con el rodillo la extendemos. Colocamos papel de horno debajo y también sobre la masa en caso de utilizar un rodillo de madera para evitar que se pueda pegar cualquier pequeña astilla. Lo ideal es trabajar con un rodillo macizo de plástico y si no podéis usar una botella de vidrio que tengáis por casa.


Extendemos teniendo en cuenta que el grosor ha de ser el mismo para toda la masa, para que a la hora de hornear las galletas salgan hechas por igual y no unas quemadas y otras crudas. Es muy importante. Existen unas  varillas niveladoras sobre las que apoyamos el rodillo y nos van a marcar el grosor de la masa.


Una vez tenemos la masa extendida con un grosor uniforme la cortamos con la forma que hayamos elegido.








Retiramos la masa sobrante y la reservamos para volver a amasar después y repetir el proceso. Colocamos nuestras galletas sobre un papel de horno y las metemos a la nevera unos 30 minutos (también las podemos meter al congelador  15 minutos si queremos que estén listas antes...) para que al enfriarse y quedarse un poquito más duras conserven perfectamente la forma que las hemos dado y los bordes queden bien definidos. Al mismo tiempo que metemos las galletas en la nevera ponemos a precalentar el horno a 180 grados.


Una vez transcurrido ese tiempo, las sacamos de la nevera y las metemos al horno durante unos 10 minutos aproximadamente con calor por abajo. Sabremos que nuestras galletas están hechas porque los bordes comienzan a dorarse. En ese momento las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre la bandeja unos 5 minutos antes de pasarlas a una rejilla. Las galletas estarán todavía blanditas recién sacadas del horno...no os preocupéis...se acaban de hacer estando fuera y enseguida endurecen, por eso aunque os parezca que la galleta no está hecha por arriba, ¡en 5 minutos estará perfecta!  Entonces es cuando pasaremos las galletas a la rejilla para que acaben de enfriarse.

 

¡Este es el resultado! 

La parte posterior de las galletas tiene que quedar así...Doraditas de manera irregular...

Si sois capaces de resistiros al olor de las galletas recién hechas podréis decorarlas al día siguiente...si por el contrario sucumbís a la tentación...no podemos deciros otra cosa que ¡disfrutarlas!, porque sin decoración están impresionantes también...




¡¡Esperamos vuestros resultados!!
¡Tarta pronto bollitos!

martes, 4 de septiembre de 2012

Pastel HIPERFÁCIL de queso

Hola bolleros!



Como sabéis Alba está de vacaciones... la muy perra está disfrutando de Menorca. Envidiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiia! El caso es que llevo varios días buscando recetas, recetas y más recetas que me apetezca probar... y nada... no hay manera....

Cuando de repente llegó el cumple de Emma. Nooooooooooo, yo nooooooo.... Emma, la hija de mi amiga Silvia, la madre bloguera más guay de todas. Mirad que guapa mi tocaya.


Emma cumple un año (¡ Felicidades moneji !) y resulta que su madre que es un portento de madre, le ha hecho una tarta fantástica. Silvia es una bloguera que nos cuenta cómo es su experiencia, qué cosas necesita saber una madre primeriza, los problemas y las ventajas que ha ido encontrando en el proceso de maternidad, en los cachibaches que ha comprado para la nena, los juguetes que le han resultado infalibles y un millón de cosas más, y la verdad es que da informaciones muy útiles (incluso para las que no tenemos niños ni nos nos interesa lo más mínimo achucharlos. Sí, lo habeis adivinado, la dulce y cariñosa es Alba, yo soy la arisca e irónica).

Deberíais echarle un ojo, en serio, éste es su blog: Creciendo con Emma

Bueno, lo que os decía, Silvia le ha hecho una supertarta de Mickey como ésta.


WAAAAAAAAAAAAAALAAAAAAAAAAAAAA!

Ella solita, sin ayuda de nadie. Sólo me preguntó un par de cosas que necesitaba saber y se puso manos a la obra. Como veis, sólo hay que animarse y ponerle mucho cariño. Y claro, si tienes la suerte de tener una SUPERMADRE, pues te pasan éstas cosas.

En fin... al lío, el caso es que no contenta con la supertarta de Mickey, va la tía e investiga una receta de tarta de queso. A "supermadre" no le gustan las tartas de queso, nunca ha encontrado ninguna que le sepa bien, que le apetezca repetir, pero amigos..... si "supermadre" se empeña en encontrar una tarta de queso decente, LA ENCUENTRA. Y lo mejor de todo es que yo os la traigo aquí. Porque está buenísima, pero sobre todo porque es hiperfécil de hacer. Vais a quedar como reyes y reinas. Apuntad que os dejo la receta:

INGREDIENTES:
500gr de queso de Burgos
300 gr de leche condensada
6 huevos



¡¡¡¡Y YA!!!! Si, estoy segura, no se me ha olvidado nada!

PREPARACION:
Lo batimos todo junto en un bol hasta que la mezcla sea homogénea.
Engrasamos un molde redondo desmontable y al horno 45 minutos  a 180º.


Fácil no?




TRUCOS:
Si puedes batirlo a mano, mejor. Si temes que te queden grumos siempre puedes colar la masa antes de pasarla al molde. Si vas a hacerlo a máquina, siempre a la velocidad mínima, si entra demasiado aire se encogerá al sacarla del horno.

Es fácil que la tarta suba y vuelva a bajar. NO LA PINCHES con un palillo o se desintegrará ante tus ojos. Deberás fiarte de nosotras y tener la confianza de que en 45 minutos está lista.

Importante pasar un cuchillo para despegarla de los bordes y dejar que la tarta se enfríe dentro de él, los cambios bruscos de temperatura a esta tarta en concreto no le van nada bien. Se agrietará.

SI AGUANTAS, déjala reposar al menos 6 horas en la nevera y luego cortala con un cuchillo sin sierra.


Pues venga, encended el horno que quiero ver los resultados.

Tarta pronto, quesitos!