domingo, 27 de mayo de 2012

Taller de Iniciación a la Decoración de Cupcakes LPB (Primer turno)

¡Pues sí bollitos!

Aquí os traemos un post muy esperado. Nos hemos lanzado a la aventura de la enseñanza, y parece que no ha salido nada mal. Serán nuestras alumnas las que tendrán que hablar, pero con lo bien que lo pasamos, lo que hemos ido leyendo en facebook y el resultado de sus creaciones parece que han quedado encantadas.

Hicimos una oferta de lanzamiento por ser el primer curso y nos encontramos con un llenazo. En principio sólo ibamos a sacar un turno, pero como nuestras chicas eran diez, tuvimos que dividirnos en dos grupos para poder trabajar a gusto. 


Aquí teneis parte del desayuno, unos ricos whoopies de vainilla con icing de queso philadelphia acompañados de ricas galletas de mantequilla decoradas con fondant para empezar bien la mañana. 



Desayunamos, preparamos la masa de cupcakes y el buttercream. Nos reimos mucho, comentamos recetas y curiosidades. Más risas. Nuevamente batidora y horno, algunas dudas y tirando a cargar mangas pasteleras. Total, que nos fuimos al lío. ¡Aquí teneis a todo el mundo trabajando como loco!


La profe de la mañana, Alba, se puso manos a la obra con las decoraciones, mientras Emma controlaba el horno y la cocina. Nuestras chicas aprendieron a manejar varias boquillas, a teñir el buttercream, a decorar con fondant, a usar cortadores con expulsador y a hacer unas rosa maravillosa modelada con pasta de azúcar.

También aprendieron qué sucede cuando las mangas se calientan demasiado e intentas hacer maravillosas decoraciones... que no te salen... ¿verdad chicas? jajaja.  La llegada del calor es lo que tiene. Pero nada que no se pueda solucionar con un par de minutos de nevera.

Por supuesto, el taller se alargó más de lo previsto.¡Casi una hora más!, pero siempre merece la pena.

Aquí teneis la "foto finish" de nuestras alumnas de la mañana dándolo todo para dejar perfectamente decorados sus cupcakes. ¿Quedaron bonitos o no quedaron bonitos?


Cristina, una preciosidad de cupcakes. Se nota la delicadeza.


 Manuela, preciosos. Esa hortensia quedó finalmente impresionante, aunque fuera a la segunda.



Adela, ¡qué elegantes! Las rosetas quedaron perfectas con ese toque personal con la manga.

 

Nuria, ¡viva la creatividad! Geniales las mariquitas.


Pilar, nadie diría que saliste con prisa.¡quedaron estupendas!

Raquel, ¡Qué original y maravillosa tu rosa verde!
 
Gracias a Nuria, Raquel, Adela, Cristina, Pilar y Manuela por trabajar con tanto entusiasmo y esmero, pero sobre todo por compartir una fantástica mañana con nosotras y darnos tántos ánimos para seguir con ésto.

Próximamente, os contamos lo que pasó por la tarde. Hasta entonces, si os interesa apuntaros a un curso con nosotras y hacer unos preciosos cupcakes, escribidnos a cursos@lasprimasbolleras.com o mediante el formulario que encontrareis tanto aquí en el blog en la sección de Talleres y Cursos como en la web, wwww.lasprimasbolleras.com.

¡Besos, bolleros!

Bizcocho express de chocolate

¡Hola!

Entrada breve para un bizcocho buenísimo. Os traemos una receta de lo más sencilla, pero sobre todo de lo más práctica. Es para esas ocasiones en las que tienes una cena, una merienda y... 
¡Oh Dios mío! 
¡¡¡No me da tiempo a hornear nada!!!

¡Caaaaalma, caaaalma! Sólo necesitarás un microndas y tu reputación quedará intacta. Prometido.



Os presentamos la receta de bizcocho express de chocolate:



Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 vaso de leche
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 vaso de cacao en polvo
  • 1 vaso de harina
  • 1/2 vaso de aceite (de girasol o de oliva suave)
  • 1/2 sobre de levadura

Mezclalo todo hasta que quede una masa uniforme. Engrasa un molde más o menos redondo que puedas meter en el microondas con un poco de mantequilla o pintandolo con aceite. Nosotras usamos uno de esos que parecen flanes de cristal, de tamaño medio. Lo ponemos 10 minutos al microondas a máxima potencia y listo.


Déjalo enfriar y desmolda. Ya está, ¡vais a quedar estupendamente!

Esta vez esperamos a que colgueis vuestras fotos, a ver cómo quedan esos bizcochos.

Y tenemos que agradecer su colaboración a Angelote, que esta receta es suya! Gracias Ángel!

¡Besos, bollitos!

martes, 22 de mayo de 2012

Alba y Emma haciendo cupcakes con Alma

¡Bueeeeeenaaas!
Pues sí bollitos, aunque sea casi imposible conseguir plaza para los cursos de decoración de cupcakes de Alma, al fin lo conseguimos (bien es verdad que esto ocurrió casi el mes pasado). Eso sí, después de media mañana pegadas al ordenador listas para mandar nuestro e-mail en cuanto aparecieran las fechas de los cursos.

Por fín llegó el día. Llegamos al taller, y comenzamos a trabajar tras la oportunas presentaciones y los ofrecimientos de café y Coca-Cola (Alma, no te preocupes, nosotras también somos adictas a la Coca-Cola y el café).

No nos importó mucho el tiempo que hacía fuera, (que era de locos), porque nos pasamos toda la tarde metidas en el taller de Alma sin inmutarnos prácticamente. Aunque tronara o diluviara, ¡estábamos concentradísimas en nuestras decoraciones y teníamos que aprovechar el tiempo al máximo! 

La verdad es que fue intenso. Como la mayoría de los cursos en los que hemos estado, siempre vamos a contrareloj.  En el último momento hay que meter el turbo, siempre quieres retocar algún pequeño detalle hasta la perfección. Habrá que hacerselo mirar, antes o depués... jajaja.

Hicimos varios modelos de cupcakes para bodas, y la verdad es que estamos muy contentas, nos encantaron. Modelamos rosas con fondant y con gum paste, también llamada pasta de flores (¡qué realismo!), utilizamos plantillas, moldes de silicona, glasa, buttercream, vamos, un poco de todo. Aquí tenéis una muestra de las creaciones finales, las preciosidades que Alma nos enseño a hacer.



Queremos agradecerle a Alma y a su "pinche" (su encantadora madre), la amabilidad con la que nos trataron y lo que disfrutamos aprendiendo nuevas cosas. 

No todos los cursos que hemos hecho nos han gustado, por supuesto, pero la verdad es que tanto la organización, como el material, como las explicaciones e instrucciones que nos dieron, facilitaron mucho que apendieramos un montón. Desde luego, si estais dudando si pedir una plaza o no, desde LPB os animamos sin dudarlo.


¡Sin duda, volveremos! Como diría Alma: ¡Besos a porrón (bolleros)!


miércoles, 16 de mayo de 2012

Taller de Iniciación a la decoración de cupcakes

Pues si bollitos, el próximo sábado 26 de mayo tendrán lugar los dos primeros talleres de iniciación a la decoración de cupcakes impartidos por Las Primas Bolleras en "La cocina de Alba".

Habrá dos grupos de 6 personas cada uno. El primer grupo realizará el taller a las 11 de la mañana, mientras disfrutamos de un rico desayuno. El segundo dará comienzo a las 16:30, para poder merendar mientras trabajamos.

Cada taller tendrá una duración aproximada de dos horas y media, aunque puede que nos alarguemos un poquito más.


Para realizar el taller solo necesitareis muchas ganas y un delantal para no mancharos.

La dirección para llegar a "La cocina de Alba" (en Rivas-Vaciamadrid) se os facilitará con las debidas indicaciones para llegar sin problemas en el email de confirmación de vuestra plaza.

Si tenéis alguna duda o queréis escribirnos para preguntarnos algo, podéis usar la sección de conacto de este blog.

En esta ocasión están casi todas las plazas ocupadas, excepto dos en el turno de tarde, ¿os animáis?


martes, 15 de mayo de 2012

Los cumples de los Primos de mayo

¡Hola Bollitos!

Os traemos un mini post para compartir nuestros cumples con vosotros.

La semana ha sido un autentico maratón. Empezó Antonio (Waka) con sus 31 añitos el 10 de mayo. De cerca le seguimos nosotras, Emma y Alba cumpliendo 29 y 28 el día 12.

Sí, ya os hemos comentado por ahí que nacimos el mismo día, solo que Alba llegó un año más tarde y decidida a pisarle el cumpleaños a Emma, ¡jajajaja!

Pues bien, la celebración no podía falta, asique LPB tramaron algo para darle una chocolateada, y personalizada sorpresa de cumpleaños al primo Waka, y parece que funcionó. El sorprendido quedó satisfecho y el resto de la familia también, nos pusimos de chocolate hasta el cu**, aunque alguno habría repetido un par de veces más...

¿Queréis verla? Pues aquí la tenéis. Toda una Devil's Food Cake rellena de ganache de chocolate blanco y cubierta con ganache de chocolate negro, total  casi "na".


La receta la encontraréis aquí próximamente, prometido.

Y para acabar de daros un poquito de envidia, algunas fotitos de los regalos y las múltiples celebraciones de la semana.





Nos despedimos, pero pronto vendremos con un nuevo post.

¡Muchas gracias a todos por las felicitaciones, los regalos y las celebraciones!

¡¡Besitos bollitos!!

domingo, 13 de mayo de 2012

Bizcocho delicioso e inmortal

¡Hola bollitos!

Hoy os traemos una receta un poco curiosa. El jueves pasado una compañera en el trabajo me dió un botecito de cristal con un poco de masa, y me dijo: "Toma. Te dejo la masa madre para que hagas un bizcocho deseándote suerte y salud".

Mi cara de asombro fue espectacular. Después de un tímido "gracias" comencé a leer la nota que me adjuntaba:




Bizcocho de las carmelitas descalzas de Sevilla

Esta es una antigua forma de realizar un bizcocho y conocido era qeu a persona que entregara el vaso con la masa madre te deseaba suerte y salud. Se requieren diez días para su elaboración (¿diez días?, pensé yo. Jod***, pues si que va a salir bueno con tanta elaboración), sin usar batidora ni frigorífico, ni otros aparatos modernos (en realidad usan el horno... ya empezaba a pensar que era un bizcocho tipo Harry Potter: ¡¡bizcochus magicus!!!... vaaale, sí, el suyo probablemente era de leña...)

La tradición dice que la masa te la tienen que dar, y empezar la elaboración en jueves, para que el bizcocho esté listo para el sábado de la siguiente semana. (Podeis empezar el próximo jueves si alguien os asalta con un extraño botecito de cristal).

JUEVES: se vierte el contenido del vaso entregado en un recipiente mayor y se añade un vaso de azúcar y otro de harina.
VIERNES: se mezcla con una cuchara de madera.
SÁBADO: no se toca.
DOMINGO: no se toca.
LUNES: se añade un vaso de azúcar, otro de leche y otro de harina (no se mezcla).
MARTES: se mezcla todo bien con una cuchara de madera.
MIÉRCOLES: no se toca.
JUEVES: no se toca.
VIERNES: no se toca.
SÁBADO: se apartan de la masa obtenida (masa madre) tres botecitos que se entregan a las siguientes tres personas a las que se desea buena salud y buena suerte.

Y al resto de la masa se le añaden:

  • 2 vasos de harina
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 vaso de aceite de girasol (también puede ser de oliva, pero suave)
  • 1 vaso de leche
  • 1 vaso de almendras o nueces picadas
  • 1 vaso de pasas sin hueso, enharinadas previamente
  • 1 sobre de levadura
  • 2 huevos enteros
  • 1 manzana troceada
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de vainilla
  • ralladura de naranja

Se mezcla todo con la cuchara y se mete en el horno a 180º durante 40 o 45 minutos.



¡¡Y listo!! Esta es la receta original, y este es el resultado... ¿Qué si está rico? Mmmmmmmm sin palabras. Eso sí, debéis tender en cuenta que sale un bizcocho bastante grande.


Aunque realmente a mi me da un poco de mal rollo eso de que un bizcocho pueda ser compartido por millones de personas que ni siquiera se conocen. De ahí viene el nombre de la entrada, ¡porque es como un bizcocho inmortal!

Yo de momento, ya tengo mis tres vasitos preparados para dárselos a otras tres personas y desearles suerte y salud. Cuando os llegue el vuestro tendréis que ir pensando a quien se lo pasáis.



¡Besos, bolleros!

martes, 8 de mayo de 2012

Cupcakes, ¿qué es eso?

¿Qué son los cupcakes? ¿De dónde sale la fiebre que inunda nuestros televisores con bollitos, tartas gigantes y series sobre pastelerías y cupcakes? Pues, evidentemente, de Estados Unidos. Este dulce surge en el siglo XIX. Antes de que surgieran los moldes para hacer muffins, solían hacerse en tazones o cazuelas de barro, de ahí el "cup". Aunque también existe otro origen para su nombre, derivado de la forma de medir los ingredientes empleados para su elaboración. Actualmente los cupcakes en Estados Unidos son una especie de dulce nacional podríamos decir, y la gente es capaz de esperar largas colas para poder degustar estas maravillas. Desde que aparecieran en la serie "Sexo en Nueva York", la fiebre se ha extendido por todas partes.

Aquí tenéis a Miranda y Carrie dando cuenta de unos buenos cupcakes.

En realidad, la palabra CUPCAKE se traduce literalmente por pastel de taza, también conocida como fairy cake o patty cake. Para que os hagáis una idea se trata de una especie de magdalena cubierta con diferentes glaseados y cremas y de las formas más variadas, extravagantes y hasta demenciales que podáis imaginar. 

Existen cupcakes de todo aquello que se os pueda ocurrir. Éstas son sólo algunas muestras de lo que podéis encontrar en la red con la búsqueda "cupcakes originales". 


Sí, aunque no lo parezcan, todo esto son magdalenas.



¿Cuál es la gracia de este pequeño pastel y qué lo hace diferente?

Pues amigos y bolleros todos, la gracia de estos pastelitos está en que puedes elegir el bizcocho que más te guste,  puedes coger tu bizcocho favorito y hacer un montón de cupcakes con él. Admiten prácticamente cualquier receta adaptando los tiempos de horneado. Además, puedes rellenarlos de lo que te apetezca.
Aunque finalmente, la diferencia es sin ninguna duda, la decoración.

Normalmente, cuando hablamos de un muffin, estamos hablando de una magdalena que puede ir o no rellena, pero sobre todo tiene el bizcocho levantado, como acabado en punta.

Pues bien, los cupcakes NO. Lo ideal es conseguir un bizcocho plano, a la altura de la cápsula, para que la decoración que lleva encima llame la atención.

Suelen cubrirse con buttercream, que como bien podéis deducir es una crema de mantequilla, a la cual se le pueden dar infinidad de colores y sabores. También pueden cubrirse con ganaché (una mezcla de chocolate blanco o negro y nata, o con icing de queso crema (tipo philadelphia o incluso mascarpone). Éstos son los frosting/icing más típicos (se llama así a la cubierta que llevan), pero puedes hacerlos de lo que se te ocurra, siempre que quede una crema consistente por encima.

Una vez que tenemos el básico, se le pueden añadir un montón de accesorios, como sprinkles, que incluyen por ejemplo los típicos fideos de chocolate o de colores, las perlitas comestibles y todo este tipo de accesorios que son principalmente de azúcar, y que harán que vuestros cupcakes sean únicos y originales. También pueden cubrirse totalmente con fondant, que es una pasta de azúcar de diferentes colores que puede modelarse como plastelina para hacer pequeños detalles, o grandes, como se puede apreciar en la foto.

Estos son neustros cupcakes de boda hechos la semana pasada con Alma Obregón, de Alma´s Cupcakes.


Como veis, las posibilidades son INFINITAS. Sólo necesitáis un horno, mucha mantequilla y azúcar glass a cascoporro.

¡Animaos a crear vuestros originales y personalizados cupcakes!

Besos, ¡Bollitos!

domingo, 6 de mayo de 2012

Cupcakes para el día de la madre

¡Hola bolleros!

Lo primero es feclitar a todas las madres:

 ¡¡¡¡¡¡FELICIDADES MAMÁS!!!!!

Y felicidades a nuestras respectivas madres: Laura y Nieves que son dos madres como dos soles de guapas. 

Aquí teneis a Alba con su mami (que por cierto, vaya colcha rebonita se ha currado).


Y aquí estoy yo con mi mami (ha habido que recotar a mi padre XD):



Pero al lío, bollitos. Venimos a enseñaros unas fotitos de los pedidos del día de la madre. Y estás son algunas muestras. A disfrutar con mamá.






Besitos y ¡tarta luego!

martes, 1 de mayo de 2012

Receta para hacer un Tiramisú de muerte

¡Tarta de Tiramisú! ¡¡MMMMMMMmmmmmmmmmmmmm!!

Aquí os traemos la primera receta del blog. Es muy sencilla, no se tarda nada en hacer, y el resultado es espectacular. Para que veáis si es fácil, ¡no pasa ni por el horno!
Es un tiramisú digno competidor de cualquiera que podáis probar en Italia. ¿Qué, lo preparamos?
¡Al lío! Aquí tenéis un paso a paso...

¿Qué necesito?

Herramientas:


  • un delantal (no seáis guarritos)
  • un par de bols de tamaño grande-mediano
  • unas varillas (si tenéis eléctricas, vuestro brazo os lo agradecerá)
  • un molde rectangular de horno, también vale cualquier bandeja que tenga un poco de altura para que no sea un "desparrame"
  • colador, vaso y cuchara

Ingredientes:


  • cuatro huevos grandes (L)
  • 500gr de queso mascarpone
  • 70 gr de azúcar blanquilla (de la de toda la vida)
  • un paquete de bizcochos de soletilla
  • cacao en polvo
  • una taza de café (con chorrito de licor de café opcional)




Pues si ya lo tenéis todo, vamos a ello:


Lo primero es preparar el café. Con una taza será suficiente (si tenéis una de esas cafeteras de mono-dosis será mucho más sencillo). En el molde para horno, vamos separando los bizcochos (vienen dos pegados) y cubrimos el fondo del molde por completo.


Una vez el molde está cubierto, con una cuchara, vamos regando los bizcochos con el café (al que le podéis añadir previamente un chorrito de licor de café o crema de orujo). Una vez tenemos los bizcochos regados, como veis en al foto, cogemos los dos bols.


 

En el primero, separamos las claras de los cuatro huevos, y en el otro ponemos el azúcar con las cuatro yemas. Mezclamos bien con unas varillas. Después, vamos agregando el mascarpone con una cuchara e integrando bien la mezcla con la varilla.








Una vez que tenemos este bol listo, volvemos al de las claras. Con unas varillas eléctricas (y si no teneis, podeis hacerlo a mano, pero os llevará mas tiempo) montamos las claras a punto de nieve. 


Sabremos que están listas cuando al volcar el bol no se mueve el contenido ¡¡¡Cuidadito que os estamos viendo!!!


Una vez que tenemos ambos bols listos, incorporamos las claras a punto de nieve, poco a poco y con movimientos envolventes, al bol de la mezcla del mascarpone que teníamos reservado.






Finalmente, cuando la crema está integrada, vertemos la mitad sobre el molde con los bizcochos hasta cubrirlos por completo. Y todo a la nevera una media horita.






Después, una vez que está frío, volvemos a cubrir la crema con una capa de bizcochos, y volvemos a regarlos con ayuda de una cuchara con el sobrante del café que ya teníamos preparado.






De nuevo, esparcimos el resto de la crema de mascarpone por encima. Y finalmente, con un colador, espolvoreamos cacao por toda la superficie.


Y.... ¡¡tachaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan!!








¡Ya teneis un tiramisú para chuparse los codos!


¡Que disfruteis, bolleros!
Besitos