sábado, 4 de agosto de 2012

Trata Vegana de Limón

¡¡Hola bollos!! Os presentamos nuestra tarta nupcial vegana.




Así que ya estamos liados otra vez con el mundo vegano, y diréis, ¿por qué tanto interés en la comida vegana? Bueno, como os hemos comentado en otras ocasiones queremos llegar a todos los públicos (estamos preparando también  recetas para celíacos), pero es que además, la opción vegana es genial para todas aquellas personas alérgicas al huevo o intolerantes a la lactosa. En definitiva un bizcocho que podríamos comer cualquiera y disfrutarlo al máximo porque... ¡¡os aseguro que está tremendo!! Pero además de todo esto, he de confesaros que mi cuñada Patricia y mi suegro son veganos, así que tuve que ponerme manos a la obra para sus cumples y para la boda de Pati y Christian. Por cierto, os dejo un link para que visitéis su blog, si tenéis espíritu aventurero os encantará, ¡está genial! The Chile Adventure
  
La tarta que os traemos hoy es la que preparamos para la boda de Patricia, es el piso superior de la tarta (bizcocho y frosting de limón), el segundo piso fue de chocolate con la receta de Tarta Brownie Vegana  
Esta es la prueba de que no mentimos...

El corte de la receta de hoy...suuuuuuuper jugosooooooo

Este corte no tiene desperdicio....mmmmmm


















Después de las explicaciones y de poneros los dientes largos allá vamos Bolleros:

Empezamos con los ingredientes: muy normalitos, no os vais a tener que volver locos a buscar cosas raras...





 BIZCOCHO DE LIMÓN:

  • Ingredientes secos:
    • 180 gr de harina
    • 10 gr de maizena
    • 3/4 cucharadita (o hasta 1) de levadura tipo Royal
    • 1/2 cucharadita de bicarbonato
    • una pizca de sal

  • Ingredientes húmedos:
    • 250 ml de leche de soja de vainilla
    • 1 cucharadita de vinagre de manzana
    • 80 ml de aceite de girasol
    • 160 gr de azúcar
    • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
    • Zumo de medio limónRalladura de un limón.

  • Lo primero es poner a precalentar el horno a 175ºC
  • Engrasar la base y las paredes de un molde de unos 20- 23 cm y prepararlo con papel de horno en su base.




  • Rallar el limón.. 

  •  Exprimir para sacar el zumo de medio limón... ¿y qué hago con el otro medio?












Pues nosotras lo tenemos claro, ¡¡rodajitas para acompañar una coca cola bien fersquita!!que con los calores del horno se agradece tenerla siempre a mano...

  • Mezclar la leche de soja con el vinagre y dejar reposar para que se corte (es como el buttermilk casero pero con leche de soja)
  • Mezclamos nuestros ingredientes secos tamizándolos con un colador: Harina, maicena, levadura, bicarbonatoy sal. Reservamos.



  •  A la mezcla de soja y vinagre le añadimos los ingredientes líquidos, el azúcar y la ralladura de limón y lo batimos todo bien hasta que quede una mezcla ligada.










  • A continuación vamos a incorporar la mezcla de ingredientes secos que teníamos reservada en dos tandas y mezclamos (así evitamos que aparezcan grumos y nuestra masa conseguirá un mezcla más uniforme).










  •  Echar en el molde previamente engrasado...



  •  Meter al horno durante 35 - 40 min (depende del horno) o hasta que probemos con nuestro palito y salga limpioEn este caso el molde era algo más pequeño y reservé parte de la masa para preparar unos whoopies así que lo dejé unos 33 minutos en el horno.




  • Sacamos del horno y dejamos enfriar, unos 20 min por lo menos para desmoldar. Dejamos enfriar más para cortar el bizcocho por la mitad (o para colocar ambos bizcochos uno encima del otro si hemos optado por hacer dos).





FROSTING
  • 40 gr de CRISCO (es una especie de grasa vegetal, la podéis encontrar en tiendas dónde venden productos americanos).
  • 100 gr de "mantequilla" vegetal (podríamos coger simplemente 150 gr de esta mantequilla si no tenemos CRISCO, aunque la consistencia será menos densa)
  • 175 gr de azúcar glas tamizado (dos veces)
  • 1/2 cucharadita de  gotitas de esencia de limón.
No tenemos más que mezclar durante algunos minutos todos estos ingredientes hasta que se integren bien.

Este frosting nunca llega a adquirir la consistencia típica del buttercream, es más líquida y nunca llega a endurecer aunque lo conservemos en frío, por lo que es genial para nuestro relleno pero no tan apta para cubrir la tarta o hacer decoraciones con manga puesto que tiende a caer. En nuestro caso optamos por cubrir y rellenar completamente nuestros bizcochos para volver a cubrir y decorar con pasta de fondant blanco (Funcakes Rolfondant aroma vainilla), ya que se trataba de una tarta de boda, pero otras opciones para cubrir la tarta pueden ser ganaché de chocolate (con nata vegetal), nata vegetal montada acompañada de fruta... en fín como casi siempre infinitas posibilidades...

Esperamos que os animéis a probar esta deliciosa receta, os aseguramos que vais a sorprender a todos por el sabor y la jugosidad... por cierto el limón triunfó por encima del chocolate entre todo el mundo aunque pueda parecer increíble.

Os dejamos una foto de los novios antes de cortar la tarta... ¡Enhorabuena Pati y Christian!


¡Besitos bollitos y Tarta la próxima entrada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario