martes, 1 de mayo de 2012

Receta para hacer un Tiramisú de muerte

¡Tarta de Tiramisú! ¡¡MMMMMMMmmmmmmmmmmmmm!!

Aquí os traemos la primera receta del blog. Es muy sencilla, no se tarda nada en hacer, y el resultado es espectacular. Para que veáis si es fácil, ¡no pasa ni por el horno!
Es un tiramisú digno competidor de cualquiera que podáis probar en Italia. ¿Qué, lo preparamos?
¡Al lío! Aquí tenéis un paso a paso...

¿Qué necesito?

Herramientas:


  • un delantal (no seáis guarritos)
  • un par de bols de tamaño grande-mediano
  • unas varillas (si tenéis eléctricas, vuestro brazo os lo agradecerá)
  • un molde rectangular de horno, también vale cualquier bandeja que tenga un poco de altura para que no sea un "desparrame"
  • colador, vaso y cuchara

Ingredientes:


  • cuatro huevos grandes (L)
  • 500gr de queso mascarpone
  • 70 gr de azúcar blanquilla (de la de toda la vida)
  • un paquete de bizcochos de soletilla
  • cacao en polvo
  • una taza de café (con chorrito de licor de café opcional)




Pues si ya lo tenéis todo, vamos a ello:


Lo primero es preparar el café. Con una taza será suficiente (si tenéis una de esas cafeteras de mono-dosis será mucho más sencillo). En el molde para horno, vamos separando los bizcochos (vienen dos pegados) y cubrimos el fondo del molde por completo.


Una vez el molde está cubierto, con una cuchara, vamos regando los bizcochos con el café (al que le podéis añadir previamente un chorrito de licor de café o crema de orujo). Una vez tenemos los bizcochos regados, como veis en al foto, cogemos los dos bols.


 

En el primero, separamos las claras de los cuatro huevos, y en el otro ponemos el azúcar con las cuatro yemas. Mezclamos bien con unas varillas. Después, vamos agregando el mascarpone con una cuchara e integrando bien la mezcla con la varilla.








Una vez que tenemos este bol listo, volvemos al de las claras. Con unas varillas eléctricas (y si no teneis, podeis hacerlo a mano, pero os llevará mas tiempo) montamos las claras a punto de nieve. 


Sabremos que están listas cuando al volcar el bol no se mueve el contenido ¡¡¡Cuidadito que os estamos viendo!!!


Una vez que tenemos ambos bols listos, incorporamos las claras a punto de nieve, poco a poco y con movimientos envolventes, al bol de la mezcla del mascarpone que teníamos reservado.






Finalmente, cuando la crema está integrada, vertemos la mitad sobre el molde con los bizcochos hasta cubrirlos por completo. Y todo a la nevera una media horita.






Después, una vez que está frío, volvemos a cubrir la crema con una capa de bizcochos, y volvemos a regarlos con ayuda de una cuchara con el sobrante del café que ya teníamos preparado.






De nuevo, esparcimos el resto de la crema de mascarpone por encima. Y finalmente, con un colador, espolvoreamos cacao por toda la superficie.


Y.... ¡¡tachaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan!!








¡Ya teneis un tiramisú para chuparse los codos!


¡Que disfruteis, bolleros!
Besitos

5 comentarios:

  1. Muchas gracias!!!! Estaba pensando en hacer un postre este fin de semana y no sabía cuál, ahora ya lo tengo claro, gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Cuéntanos cómo te queda, Veguilla!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Más claro agua! Qué bien explicado cómo molais :) me voy a animar a hacerlo, ya os contaré qué tal!

    ResponderEliminar
  4. Sí sí, molaría que subierais fotos a la página de FB con los resultados!!
    Gracias chicas!

    ResponderEliminar
  5. Uoooo es el mismo que hago yo y sale riquísimo!!

    ResponderEliminar